top of page

Libros

Muriel es mi primera novela. Es más un retrato que una historia lineal en sí. Lo que dice en estas páginas Muriel, el narrador, amante de las aves, tiene un matiz titubeante, casi incierto, y resulta difícil confiar en él.

Refiere aspectos de su vida que a veces lo muestran necio e inseguro y otras como un inexperto que secunda sus instintos más genuinos. Hablar de la mujer de su vida, Mercedes, es el objetivo inicial de su relato-retrato, y puede apreciarse, en la forma en el que la describe, sus verdaderas intenciones, o no. Toda duda que el personaje haya suscitado al lector jamás queda resuelta pues, Muriel, como todos y todas: miente.